Lastimosamente, en las experiencias de viaje actuales, los retrasos de los vuelos son cada vez más frecuentes. Muchos viajeros se sientan en los aeropuertos mientras su vuelo se retrasa hora a hora hasta permanecer así por una cantidad de tiempo desconocida. Algunos viajeros cuentan con la suerte suficiente de que su vuelo se retrase solo unas horas, mientras que otros tienen que pasar la noche en el aeropuerto a la espera del siguiente vuelo disponible. Muchas de estas personas también desconocen que existen opciones de compensación a su disposición en virtud del reglamento (CE) no. 261/2004. En febrero de 2004, la CE dictaminó que a los viajeros que experimenten un retraso de más de tres horas, un vuelo cancelado o no se le permita abordar debido a sobrecupo, se les debe indemnizar por los inconvenientes, tiempo y dinero perdidos. Bajo esta sentencia, muchas compañías de compensación de vuelos surgieron a lo largo de Europa.

Cuando te sientes atrapado en el aeropuerto y ya estás agotado, buscar la empresa adecuada que se ajuste a tus necesidades puede ser abrumador. Cada compañía tiene un sitio web llamativo que está cargado de promesas por un servicio rápido, con tasas de éxito, y el dinero que han devuelto a sus usuarios. Cada empresa empieza a parecerse a la otra y puede ser casi imposible elegir la correcta, por lo que los clientes se limitan a elegir una y esperar lo mejor. Aquí es donde entra Scott Welsch.

Scott Welsch es un abogado y bloguero radicado en Londres. Se especializa en la normativa relacionada con los viajes, y desea educar a las personas sobre sus derechos como viajeros europeos, así como sobre la cantidad de compañías disponibles para servirles. Muchas empresas intentan atraer a sus clientes con promesas de un servicio rápido, tasas de éxito y dinero que han devuelto satisfactoriamente, y gastan mucho en publicidad. Por lo que para el ojo inexperto y el viajero agotado y sentado en el suelo de un aeropuerto, estas parecen ser las mejores opciones.

Scott Welsch

 Abogado y bloguero radicado en Londres. Se especializa en la normativa relacionada con los viajes y desea educar a las personas sobre sus derechos como viajeros europeos.

Sin embargo, Scott Welsch evidenció un problema con esto. Vio que las compañías con mayor publicidad, no eran necesariamente las mejores, ya que no siempre suplían las necesidades de un gran número de usuarios. A partir de esta observación, se propuso crear un lugar central, de confianza y bien documentado donde los clientes pudieran comparar todas las distintas empresas en un solo sitio. Scott y su equipo investigaron una serie de empresas diferentes en toda Europa y compararon el número de idiomas que manejan, la usabilidad de su sitio web, el servicio que la compañìa ofrece, el tiempo promedio de compensación, los costos de la misma por sus exitosas prestaciones, y muchos otros aspectos relevantes para generar un listado de empresas en las que creían. Aquellas que Scott y su equipo escogieron como las mejores son las que se revisaron cuidadosamente y consideraron que ofrecían los mejores recursos a sus usuarios. Scott Welsch tiene vocación por ayudar a los viajeros de los que las aerolíneas se han aprovechado, y quiere ser un amigo de confianza que los eduque e indique la dirección correcta de quién podría asistirlos para lograr la indemnización que por derecho merecen.