Algunas veces, las aerolíneas no te permitirán el ingreso al avión. A esto se llama denegación de abordaje, y si es algo fuera de tu control, puedes tener derecho a una indemnización, aunque la cantidad depende de dónde vueles y la duración del retraso. Si las compañías aéreas son las responsables, cuentas con derechos.

¿Qué hacer si te niegan el acceso para abordar?

Tienes una inscripción válida al comprar un asiento y recibir una confirmación. Lastimosamente, en ocasiones, las aerolíneas venden más puestos de los que hay en el avión, a la espera de que las personas cancelen o no aparezcan. Si esto no sucede, entonces están obligadas a denegar el embarque. Ser retirado del vuelo por sobrecupo es un dolor de cabeza, pero estás protegido por la (CE) 261 y otras reglamentaciones, dependiendo de donde vueles.

A continuación encuentras todo lo que necesitas saber sobre qué hacer en caso de que esto ocurra. Llegarás a tu destino final y podrás reclamar hasta  €600 sin problemas.

Vuelos en la UE

Si se te niega el abordaje mientras vuelas por la UE o determinado espacio de la misma, entonces estás protegido por la (CE) 261. Puedes presentar una reclamación por compensación adicional siempre y cuando cumplas con los criterios apropiados. Aunque el sobrecupo es menos común en Europa, ocurre, y por ello es importante armarse con la información adecuada sobre cómo proceder. Aquí exponemos tus derechos.

  1. No te ofrezcas a ceder tu puesto. Antes de que la aerolínea comience a retirar a los pasajeros, ofrecerán beneficios a quienes renuncien de manera voluntaria a sus reservas. Al verse desesperados, dichas propuestas pueden resultar muy tentadoras, y si suman más de €600,  es mejor que lo consideres si es algo que te beneficie. Solo ten presente que al aceptarlos , renuncias a tus derechos para reclamar una compensación a futuro por este percance.
  2. Si nadie renuncia voluntariamente a su asiento y eres lo suficientemente desafortunado como para que te nieguen el acceso, pregunta la razón. Haz que te lo pasen por escrito. Aunque el sobrecupo es el motivo más común, existen otras situaciones que pueden ocurrir, así que cerciórate de obtener la documentación oficial de la aerolínea.
  3. Solicita un vuelo alternativo a tu destino final. La compañía aérea debe facilitarte la próxima ruta más rápida, incluso si no es ofrecida por esta. Si lo prefieres, puedes solicitar un reembolso y un billete de avión a tu punto de origen, si no estás en casa.
  4. Solicita una compensación de inmediato. Según la (CE) 261, las aerolíneas deben pagarte antes de que abandones el aeropuerto. Esta indemnización es adicional al vuelo nuevo o al reembolso. Si procede, también tienen que brindarte comidas y refrigerio si el retraso ocurre en dichos momentos. Además, si tu vuelo se retrasa en la noche, se te debe proporcionar alojamiento en hotel, transporte, y cualquier artículo personal que puedas necesitar como resultado de la denegación de embarque.
  5. Conserva toda la documentación, incluyendo los pasajes, recibos y otra información que pueda sustentar tu caso. Si el aeropuerto no te indemniza totalmente, puedes reclamar después.

Para calificar a una compensación por denegación de abordaje, la compañía aérea debe ser la responsable. Por ejemplo, si llegas tarde, no cuenta. Además, si has planteado un problema de seguridad o protección, también se te puede negar el acceso. Estos gastos correrán por tu cuenta. La (CE) 261 solo aboga por aquellos que se han ocasionado a razón de la aerolínea, que en su mayoría corresponden al sobrecupo.

Vuelos en EE.UU.

La legislación estadounidense relacionada con los pasajeros no está tan avanzada como la (CE) 261, pero la negación para abordar por sobrecupo es un ámbito donde los derechos están muy bien establecidos. Puedes exigir una compensación si la aerolínea es culpable. No pediste el sobrecupo, y por ende la misma está obligada a pagarte. A continuación,  encuentras lo que necesitas hacer  para asegurarte de tener lo requerido  y realizar un reclamo.

  1. No renuncies de forma voluntaria a tu puesto. Al igual que en Europa, si lo haces, estás renunciando a tus derechos para reclamar una compensación a futuro. De nuevo, considera lo que te ofrecen. Algunas compañías tienen estipulado en sus términos la cantidad monetaria que te darán, así que debes estar al tanto de los límites. Si una aerolínea se encuentra lo suficientemente desesperada, puede optar por anular sus propios estatutos con la esperanza de encontrar algún voluntario.
  2. Pregunta la razón para que se te niegue el abordaje. En EE.UU., solo tienes derecho si la razón es el sobrecupo. Si puedes, obtén el motivo por escrito. Esto te ayudará después, en caso de que necesites presentar una reclamación.
  3. Trabaja con la aerolínea para conseguir un vuelo nuevo. Está se encuentra obligada a acomodarte en el siguiente disponible para que llegues a tu destino final, incluso si no es a través de ella. Si a cambio, no quieres un vuelo alternativo sino un reintegro, también es posible. Te reembolsarán por la parte no utilizada de tu billete y te enviarán de regreso a casa si lo necesitas.  Cuentas con opciones, incluso si no lo parece cuando te niegan el acceso.
  4. Solicita compensación adicional. Desde que no hayas aceptado nada de su parte y no hayas renunciado a tus derechos, eres elegible para una indemnización de más, cuyo monto probablemente se especifica en sus términos y condiciones. Asegúrate de conocer el valor máximo antes de solicitarlo, así no intentarán rebajarlo. Deben pagarte en el aeropuerto en efectivo, con vales de viaje, etc.
  5. Guarda toda tu documentación, incluyendo pasajes, documento de viaje, recibos y cualquier cosa que pruebe que se te negó el acceso para abordar por sobrecupo, y que enfrentaste gastos adicionales. Siempre será posible que reclames una vez lo hayas pensado con más claridad.

La denegación de abordaje por sobrecupo está cubierta bajo las leyes de viaje en EE.UU., así que no temas solicitar lo que mereces.

Vuelos internacionales

Puedes tener derecho a una indemnización por negación de abordaje cuando viajas internacionalmente, dependiendo de donde lo hagas. La (CE) 261 cobija la mayor parte de Europa, pero existen otras normativas que cubren los viajes internacionales, como el Convenio de Montreal. Por fortuna, muchos de los mismos pasos se aplican. Investiga dónde vas a viajar para entender las protecciones que rigen y contacta al servicio de atención al cliente. Algunos te ofrecerán una indemnización como gesto de buena voluntad.

  1. No te ofrezcas voluntariamente a ceder tu asiento, a menos que quieras renunciar a tus derechos por una compensación futura.
  2. Pregunta la razón por la que se te niega a abordar y si puedes obtenla por escrito. Necesitarás esto para presentar una reclamación, así que haz que la aerolínea asuma la responsabilidad de inmediato.
  3. Solicita un vuelo alternativo, un reembolso, o un viaje de regreso. Cuentas con opciones y mientras negocias con la compañía, sé educado pero mantente firme. Pagaste tu billete, y tienes el derecho a llegar a donde requieras.
  4. Conserva todos tus recibos, documentación de viaje, pasajes, etc. Considera todo lo que te ayude a probar tu caso. Si incurriste en gastos adicionales, es posible que puedas exigir una compensación por los daños y perjuicios, dependiendo de la ley.

Las normativas varían entre países, así que cerciórate de investigar antes de partir.

¿Qué compensación puedo obtener?

La compensación que puedes obtener depende en realidad de donde viajes. Si se te niega el acceso a abordar en la UE, puedes obtener hasta €600, teniendo en cuenta las circunstancias. Recuerda que la denegación de abordaje tiene que ser responsabilidad de la aerolínea para que puedas aplicar. Si no lo es, entonces la culpa es tuya. Esto incluye si vas tarde, presentas un comportamiento disruptivo, no cuentas con la documentación apropiada, etc.

En EE.UU., la cantidad que puedes reclamar varía según la compañía aérea. No existen normativas establecidas como en otros países. La única estipulación regente es la que tiene que ver con la denegación de abordaje por sobrecupo. Bajo el Convenio de Montreal, puedes reclamar por los daños que la negación a acceder al avión te haya ocasionado. Puesto que se trata de un área gris en la legislación de compensación de vuelo, es más sencillo que te asocies con un especialista para ayudarte a obtener lo que mereces.

¿Cómo presentar una reclamación?

La indemnización por denegación de abordaje es necesaria si se te prohíbe ingresar al avión sin que sea tu culpa. Dependiendo de dónde viajes, debes cumplir con distintos criterios, por lo que es necesario que comprendas a lo que tienes derecho. Puedes exigir por ti mismo a la aerolínea, o trabajar con una compañía especializada que resuelva tu reclamación. Existen ventajas y desventajas en ambos escenarios, y a continuación encuentras lo que debes esperar.

Para reclamar por tus medios, necesitas reunir toda la documentación y trabajar directamente con la aerolínea. Puedes hacerlo de inmediato en el lugar, o después, poniéndote en contacto con atención al usuario. Una vez que ellos tengan todo, revisarán tu reclamación para determinar si calificas. Puede que las compañías la nieguen, así que prepárate para apelar y enviar documentación adicional si es necesario. Este proceso puede ser lento, y tus probabilidades de ganar varían.

Para realizar el trámite con una compañía, envíales tu caso de forma directa. Revisarán todo para ver si consideran que ganarás. Generalmente, estas empresas solo aceptan casos que saben que tendrán éxito. Esto se debe a que únicamente obtienen una tarifa si ganas, por lo que es de su interés aceptar aquellos que sean ¡pan comido! Si la compañía requiere llevar tu caso a los tribunales, podrías enfrentar tarifas adicionales. A menudo obtienes tus ganancias más rápido cuando trabajas directamente con un abogado, pero a cambio de ello, no obtienes la totalidad ya que debes pagar una comisión.

De cualquier modo, lo más importante es que presentes una reclamación. Nunca obtendrás tu compensación por denegación de abordaje si no lo haces.

Conclusión

Si se te niega el derecho a abordar, puedes exigir una indemnización al amparo de muchas leyes, siempre y cuando la aerolínea sea la responsable. Con frecuencia, esto sucede a causa de un sobrecupo, lo cual no resulta ser justo para ti. Trabaja con el equipo de atención al cliente en el lugar para que obtengas un vuelo nuevo y tu compensación. Si no lo haces, siempre podrás reclamar a posteriori.